Tiempo Ordinario


Del 14 de enero al 5 de marzo.

Durante el año litúrgico se desarrollan los diversos aspectos del único Misterio Pascual, cuyo centro es la Resurrección del Señor.

Fuera de los tiempos litúrgicos “fuertes” (Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua), los misterios de nuestra fe se celebran durante el llamado “Tiempo Ordinario”, que es el más amplio del año, ya que tiene una duración de 33 o 34 semanas. Su primera parte se presenta en el calendario antes de la Cuaresma, y la siguiente, más larga, después del Tiempo Pascual. La primera etapa la celebramos después del Tiempo de Navidad y antes del Tiempo de Cuaresma, en un número variable de semanas, dependiendo de si la Pascua coincide con los primeros o con los últimos días de su margen astronómico (del 23 de marzo al 25 de abril). Y la segunda etapa, la más extensa, va del lunes después del domingo de Pentecostés hasta la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo.

En este año 2019 la primera parte del Tiempo Ordinario inicia el lunes 14 de enero y concluye el martes 5 de marzo, y comprende casi siete semanas y media. La segunda parte va del lunes 10 de junio y llega hasta el 30 de noviembre.

compartir

Publicaciones del mes