¿PUEDE ACASO UN CIEGO GUIAR A OTRO CIEGO


Las figuras que utilizó Jesús son de la vida cotidiana, profundidad maravillosa.

Como dice Jesús, un ciego no puede guiar a otro ciego, porque ambos caerían en un hoyo. Por eso tenemos que ser humildes y aprender de nuestro único Maestro, que es él, quien ilumina nuestra vida, para que vayamos por una senda segura.

Cuando el discípulo termine su aprendizaje, “será como su maestro”.

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *