TÚ ERES MI HIJO AMADO; YO TENGO EN TI MIS COMPLACENCIAS

TÚ ERES MI HIJO AMADO; YO TENGO EN TI MIS COMPLACENCIAS

Reflexión del 10 de enero 2021

Jesús se presenta delante de Juan para ser bautizado.

✶ El Catecismo de la Iglesia católica, en su número 536, nos dice: “El bautismo de Jesús es […] la aceptación y la inauguración de su misión de Siervo doliente. Se deja contar entre los pecadores (cfr. Is 53, 12); es ya ‘el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo’ (Jn 1, 29); anticipa ya el ‘bautismo’ de su muerte sangrienta (cfr. Mc 10, 38; Lc 12, 50). Viene ya a ‘cumplir toda justicia’ (Mt 3, 15), es decir, se somete enteramente a la voluntad de su Padre: por amor acepta el bautismo de muerte para la remisión de nuestros pecados (cfr. Mt 26, 39). A esta aceptación responde la voz del Padre que pone toda su complacencia en su Hijo (cfr. Lc 3, 22; Is 42, 1). El Espíritu que Jesús posee en plenitud desde su concepción viene a ‘posarse’ sobre él (Jn 1, 32-33; cfr. Is 11, 2). De él manará este Espíritu para toda la humanidad. En su bautismo, ‘se abrieron los cielos’ (Mt 3, 16) que el pecado de Adán había cerrado; y las aguas fueron santificadas por el descenso de Jesús y del Espíritu como preludio de la nueva creación”.

Dios nos hizo sus hijos el día en que fuimos bautizados. Él nos ama y espera mucho de nosotros.

 

 

share

Recommended Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *