JESÚS YA NUNCA VOLVERÁ A MORIR

JESÚS YA NUNCA VOLVERÁ A MORIR

Reflexión del 4 de abril. Domingo de Pascua.

¡Cristo resucitó! ¡Verdaderamente resucitó!, es el saludo de quienes se gozan por el triunfo pascual del Hijo de Dios.

✹ Cristo se sometió a la muerte de cruz, no porque fuera algo inevitable para él, sino porque quiso vencer en el árbol de la cruz, a quien venció al hombre en un árbol del paraíso.

✹ El Hijo de Dios se hizo hombre, pero esto no fue una simulación; asumió la naturaleza humana por toda la eternidad. ¡El Resucitado vivirá “por años sin término”!

✹ Nos alegramos porque, con nuestro Bautismo, fuimos hechos partícipes del Cuerpo Místico de Cristo, y lo que ocurrió con la Cabeza ocurrirá con el Cuerpo: Si Cristo resucitó, nosotros también estamos llamados a resucitar con él.

✹ Pero tenemos que estar conscientes de que esto no ocurrirá de un modo “automático”.

✹ Los discípulos que dejaron solo a Jesús el Viernes Santo, tuvieron la oportunidad de reparar por su falta, y compartieron la cruz del Señor a su debido tiempo: Todos, excepto Juan, murieron mártires.

“Rey vencedor, apiádate de la miseria humana y da a tus fieles parte en tu victoria santa”.

share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *