“NO TEMAS, BASTA QUE TENGAS FE”

“NO TEMAS, BASTA QUE TENGAS FE”

Reflexión del 27 de junio.

En el evangelio de este domingo se manifiesta el poder de Jesús sobre la enfermedad y la muerte: sana a la mujer que padecía flujo de sangre y devuelve la vida a la hija de Jairo.

  • Ya el libro de la Sabiduría nos dice que “Dios no hizo la muerte, ni se recrea en la destrucción de los vivientes”, y que “por envidia del diablo entró la muerte en el mundo”.
  • Hubo personas que se rieron de Jesús cuando les dijo que la niña dormía; pero él sabía lo que iba a hacer, y le devolvió la vida.
  • Por su parte, la mujer que padecía flujo de sangre, a quien desde hacía doce años se le estaba yendo la vida poco a poco, tuvo la confianza y el valor de acercarse a Jesús, y alcanzó de él la tan anhelada salud: “Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y queda sana de tu enfermedad”.
  • Y es que Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, es “el camino, la verdad y la vida” (Jn 14, 6).

Busquemos a Jesús con la misma fe. Sólo él puede sanar nuestros corazones y renovar nuestra vida.

share

Recommended Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *