MI PODER SE MANIFIESTA EN LA DEBILIDAD

MI PODER SE MANIFIESTA EN LA DEBILIDAD

Reflexión del 4 de julio

Cuando somos niños nos gusta soñar que tenemos “superpoderes”; personajes como Superman, Iron Man, Batman, la Mujer Maravilla y muchos otros, nos hacen imaginar que si pudiéramos volar, ser fuertes y veloces, podríamos resolver los grandes problemas de nuestro mundo.

✓ Hay quien nunca madura, y busca afanosamente el poder ya siendo adulto, pero no para hacer el bien a los demás, sino para sentirse seguro y protegido, para estar por encima de los otros y gozar sin medida de los placeres del mundo.

✓ Sin embargo, algo tan pequeño como el coronavirus nos ha puesto en crisis en todo el planeta, y nos ha mostrado, de un modo lamentable, que somos muy frágiles.

✓ Muchos no creyeron en Jesús por ser “el carpintero, el hijo de María”.

✓ Pero él, “siendo Dios, no consideró que debía aferrarse a las prerrogativas de su condición divina, sino que, por el contrario, se anonadó a sí mismo tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres” (Flp 2, 6-7).

El Señor nos dice lo mismo que a san Pablo:
“Te basta mi gracia, porque mi poder se manifiesta en la debilidad”.

share

Recommended Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *