TODOS COMIERON Y SOBRÓ

TODOS COMIERON Y SOBRÓ

Reflexión del 25 de julio.

Jesús se compadece de aquella multitud que, atraídapor los signos que él realizaba al curar a los enfermos, lo siguió hasta aquel lugar.
❍ Sabiendo lo que iba a realizar, Jesús le pregunta a Felipe acerca de cómo comprar pan para que todos comieran.
❍ Eran tantas personas, que no resultaba posible comprar pan para que tuvieran lo suficiente.
❍ Andrés les presenta un muchacho que ofrece “cinco panes de cebada y dos pescados”, pero sabe que eso tampoco puede alcanzar para tanta gente.
❍ Jesús realiza el milagro de multiplicar los panes y los peces y, al final, para que no se desperdicie, reúnen doce canastos de pan.

Jesús es el Pan que se reparte y no se acaba. Comamos todos de él.

share

Recommended Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *